¡Viajar en coche con los peques puede ser muy divertido!

Os proponemos algunas ideas y juegos que hagan del trayecto un momento ameno, tanto para ellos como para vosotros:

Palabras encadenadas

Se trata, por turnos, de decir una palabra que comience por la última sílaba o letra del jugador anterior. Por ejemplo: bolsa – sapo – pollo – llorar – raro. Podemos establecer el nivel de dificultad en función de la edad de los niños.

Veo veo

Un jugador ve un objeto que los demás tendrán que adivinar formulando preguntas a las que solo se puede responder con SÍ o NO.

El más veloz

Proponemos retos de contar o encontrar cosas antes que nuestros contrincantes. Por ejemplo, en el intervalo de dos minutos, a ver quién cuenta más coches rojos, matrículas capicúa o quién divisa antes el mar.

¡A formar palabras!

Prestando mucha atención a las matrículas de los coches de nuestro alrededor, debemos intentar formar la palabra más larga con las letras de la placa, obteniendo puntos el que en el menor tiempo forme una palabra con más letras.

Ni SÍ ni NO ni BLANCO ni NEGRO

Muy parecido a Veo Veo, en este caso debemos averiguar el objeto, película, obra de arte, comida, libro, etc.  sin que el que la liga pueda utilizar como respuesta las palabras sí, no, blanco o negro. Que no se deje llevar por la rapidez de respuesta…!

De la Habana ha venido un barco cargado de….

Nos permite trabajar familias de palabras… Uno de los jugadores decide qué tipo de objetos irán en el barco (colores, frutas, animales de granja, salvajes…) y los demás irán haciendo aportaciones.

Post It

Podemos usar una etiqueta que pegue o hacerlo de palabra. Consiste en asignar a cada persona (sin que lo sepa) un animal o personaje famoso, que debe adivinar a base de preguntas a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *